HOTELESANDORRA.COM - GUÍA DE ALOJAMIENTOS, ACTIVIDADES Y CULTURA DEL PRINCIPADO DE ANDORRA.

Agenda de Andorra

Qué visitar en Andorra 

Andorra atesora a sus espaldas siglos y siglos de historia que se pueden interpretar viajando a lo largo y ancho de su territorio. Este pequeño país tiene mucho que ofrecernos, así que nos vamos de viaje en busca de su amplia oferta cultural. 

El Arte Románico de sus iglesias

Uno de sus principales atractivos es la belleza del arte románico de sus iglesias. Este país pirenaico no quedó ajeno a los movimientos artísticos de la Edad Media. Así queda reflejado en las iglesias de sus parroquias. Hay un número muy amplio de ejemplos que merece la pena visitar. Uno que vamos a ver sí o sí es San Clemente de Pal, en La Massana. Es una iglesia del siglo XIV, en el que destaca su torre campanario, típica de este estilo artístico. También habrá que coger el coche para atisbar la iglesia de San Joan de Caselles, en Canillo, fechada entre los siglos XI-XII o la iglesia de Santa Coloma en Andorra La Vieja. En total hay 44 templos, a los que hay que sumar los puentes románicos que se extienden sobre los ríos. Un viaje cultural que os dejará un buen sabor de boca. 

El Museo del Tabaco

Hubo un tiempo en el que quien iba a Andorra se traía cartones de tabaco, porque, debido a la fiscalidad propia, eran más económicos que en España. Pues bien, además, un dato desconocido por muchos, es que en Andorra también se fabricaba tabaco. Por ello se puede visitar a día de hoy el Museo del Tabaco en Sant Julià de Lòria. Es la antigua fábrica de tabacos Reig que funcionó desde 1909 hasta 1957. Allí se explica lo importante que fue el tabaco para la economía andorrana, además de informar sobre cómo se elaboraba, qué máquinas se utilizaban, qué aromas había... Una visita diferente.

El Santuario de Meritxell

El Santuario de Nuestra Señora de Meritxell, patrona de Andorra, ha sido reconocido por el Papa como Basílica Menor. Es un lugar muy querido en Andorra. Se trata de un santuario medieval que fue destruido por un incendio en 1972 y que posteriormente fue reconstruido con una arquitectura moderna y vanguardista de Ricardo Bofill. Se puede visitar y destaca su claustro abierto y la sala de los espejos. También es un centro mariano de peregrinación para los creyentes católicos. Forma parte de la ruta mariana de Andorra

El Museo Rocas en la Calle

En Andorra la Vella nos aguarda un curioso museo al aire libre: el Museo de Rocas en la Calle. Es un itinerario urbano que nos guía a través de paneles por un recorrido formado por esculturas. Éstas están creadas a partir de rocas sedimentarias, metamórficas y fósiles, todas ellas originarias de Andorra. ¿Nos vamos de paseo? Es una opción divertida y didáctica para conocer la geología del país. 

Practicar freeride en Andorra 

Andorra es un paraíso para los aficionados del deporte extremo. En invierno, muchos esquiadores y amantes de la nieve se ven atraídos por los interesantes y variados escenarios para practicar freeride, aptos sólo para expertos. En el Principado existen varias zonas ubicadas tanto junto a las pistas de esquí de las estaciones de Grandvalira y de Vallnord como a lo largo y ancho de su geografía. 

En Vallnord

Si se opta por visitar Vallnord se podrá disfrutar de hasta 21 zonas de freeride controladas, en las que se pueden realizar hasta 130 itinerarios diferentes. Por suerte, están divididos por nivel de dificultad. Uno sencillo se ubica en la zona de Ordino, es el del Valle de la Angonella. Es fácil, pero no está exento de riesgo, ya que al final del recorrido habrá que pasar entre árboles hasta llegar a la localidad de Llorts (allí se puede aparcar el vehículo). Otra propuesta para quienes se inicien en la práctica de esquí fuera de pista es la de Alt de la Capa, en Arinsal. Se accede con el telecabina Orriels y depués hay que tomar el TDS Les Fonts y el telesquí El Coll. Está abierto hasta la cota 2.572. 

En Grandvalira

En Grandvalira las pistas de nieve no pisada son un imán para freeriders, quienes también disfrutan de la oferta de obstáculos y saltos. La estación ha apostado por esta modalidad y cuenta con áreas como la situada en El Tarter, denominada Encampadana Freeride Area by Gore-Tex o la del Pic Blanc, ubicada en el Grau Roig. En esta estación también hay itinerarios fáciles como el del puerto de Font Negre. Se parte desde el collado de los Isards, para superarlo y crestearlo hasta el puerto de Font Negre, después de llegar hasta allí aún habrá que seguir caminado hasta la cresta del pico. Desde ese punto se ve el corredor que baja por la vertiente norte. Si se busca un reto de nivel un poco más complicado, uno puede enfrentarse al descenso del Bony d'Envalira. Se localiza dentro de la estación en el sector Grau Roig. 

En otras localizaciones

Además hay casi 40 itinerarios de libre acceso repartidos por las distintas parroquias del país.  Nuestro consejo es que si vais a practicar freeride en Andorra es que, antes de hacerlo, consultéis el estado de nieve y la meteorología. Igualmente, os insistimos en que os informéis bien de cómo se llega a las zonas para evitar riesgos innecesarios. Para conseguir información detallada se puede preguntar tanto en las propias estaciones como en las oficinas de turismo de Andorra. 

 

 

 

 

Gastronomía de altura

Andorra está a medio camino entre España y Francia, dos países cuyas cocinas están consideradas como de las mejores del mundo. Por eso no es de extrañar que en este pequeño país se coma de lujo. Influenciado por la cocina catalana y francesa, la cocina típica andorrana es otro de los atractivos que se unen a la oferta del Principado para que lo visitemos. 

 

Platos de cuchara

Al ser un país de montaña, Andorra disfruta de una gastronomía de interior. Dentro de su vertiente más tradicional, uno de sus platos más conocidos es el Trinxat. Es muy sencillo, pero su sabor hace que se quiera repetir una y otra vez. Su ingrediente principal es la col que se une al ajo, la patata y panceta. Se llama trinxat (trinchado en español) porque se aplasta o trincha todo con un tenedor. No es el único plato de cuchara, sino que son típicos los guisos contundentes como l´escudella, que se come tradicionalmente el 17 de enero. Estos platos sientan muy bien en invierno, ya que además de reconfortantes, dan energía para pasar un día esquiando en las estaciones de esquí de Andorra. 

Productos típicos

Otro manjar que se encuentra en el país son las setas. Su paisaje invita a que crezcan numerosas variedades y es en los últimos meses del año cuando se pueden degustar ejemplares de temporada en platos calientes que se sirven en un gran número de restaurantes de sus parroquias. También destacan sus embutidos en los que se puede encontrar de todo desde una rica butifarra a los bulls de llengua y la cansalada. Tampoco hay que olvidar los postres con el alioli de codony (salsa de membrillos cocidos con ajo y aceite) y los orejones como ejemplo claro de su alta calidad. 

Cocina de vanguardia

Además de toda la tradición que guardan los pucheros andorranos, en los últimos tiempos, el Principado se ha modernizado y varios de sus cocineros han optado por una cocina de vanguardia, que se puede degustar en algunos restaurantes en las principales localidades y a pie de las pistas de esquí de Grandvalira y Vallnord con una oferta culinaria de altura. 

Las posibilidades son muchas, así que no dejéis de probar toda la riqueza de la gastronomía de Andorra. ¡Buen provecho!

 

Motivos para viajar a Andorra

Andorra es un destino preparado para sorprendernos en cualquier época del año, aunque quizá sea en invierno cuando mayor grado de atracción posee. Para terminaros de convencer con el fin de que lo visitéis próximamente os vamos a sugerir cuatro motivos por los que viajar a Andorra. Coged papel y boli y apuntad lo siguiente:

Raquetas Grandvalira

Nieve

Andorra es nieve. Dispone de más de 300 kilómetros de pistas de todos los niveles, repartidas entre tres espacios: Naturlandia, Grandvalira y Vallnord. En ellos se descubre un abanico de posibilidades muy amplio. No faltan las pistas de snowboard, las escuelas de esquí o las actividades para aquellos que no se atrevan a esquiar. Hay esquí alpino y esquí de fondo y por supuesto raquetas, mushing... Todo se completa con una oferta apres-ski de gran lujo pensada para que el día se alargue hasta que el cuerpo aguante. 

 

Compras

Nuestra mente rápidamente relaciona Andorra con ir de compras. Y es que nuestro vecino dispone de un sistema fiscal diferente al español por lo que hay varios productos, que al no llevar IVA, salen mejor de precio. A esto hay que sumar una amplia oferta de tiendas con las mejores marcas internacionales en todos los ámbitos desde ropa hasta electrónica, pasando por alimentación y bebidas. Os recomendamos que hagáis una lista antes de ir con todo lo que tengáis pensado adquirir. 

 

Actividades para niños 

Las familias descubrirán en Andorra un destino donde todos sus miembros pueden encontrar lo que buscan. Los más pequeños de la familia no se escapan a esta situación. Para ellos una visita a Naturlandia es indispensable. En este espacio de nieve podrán soltar toda la adrenalina en varias atracciones pensadas para niños.  Por ejemplo, podrán disfrutar del Tubby y el minitubby, donde se deslizarán en una estructura a toda velocidad encima de un neumático. Asimismo, este año destaca el circuito aéreo de Airtrekk, una estructura de madera de 13,5 metros de altura por 17 de ancho, que pondrá a prueba la habilidad de quienes se suban con 54 elementos de superación. 

 

Relax

Otro de los puntos fuertes de Andorra se esconde en sus balnearios. El más conocido es el de Caldea. Allí en su interior, aguarda un mundo sometido al descanso y al relax. Los tratamientos se entremezclan con las piscinas y las instalaciones pensadas para que el estrés desaparezca. Masajes con chocolate, circuitos, baños de pomelos... más de 80 propuestas diferentes os esperan en Caldea. Además, a lo largo y ancho del Principado encontraréis más spas y centros de bienestar preparados para ayudaros a encontrar la paz de cuerpo y mente en Andorra. 

 

¿A qué esperáis? No lo penséis más y reservad alojamiento en Andorra. 

Raquetas Grandvalira

Tres rutas senderistas por Andorra para verano

¿Os apetece conocer el corazón de Andorra? En verano es posible gracias a la oportunidad de recorrer sus caminos y senderos. Con el buen tiempo se amplían las posibilidades para hacer rutas a pie. Os proponemos tres, que podréis realizar en temporada cálida.

 

Ruta de Estanys i Refugi de Cabana Sorda

Esta primera ruta es de nivel intermedio, así que si os animáis a hacerla es mejor que estéis en buen estado de forma, aunque se puede recorrer con niños sin problema. Se extiende en uno de los circos glaciares del Valle de Incles. Comienza en la carretera del Valle, aproximadamente en el kilómetro 1,5. Desde allí parte un camino que bordea un riachuelo. Tiene una distancia total de 5,5 kilómetros con un desnivel acumulado de 470 metros. A lo largo del trayecto disfrutaréis de hermosas vistas como las del barranco de Fenefau, los Assaladors de Cabana Sorda y el lago de Cabana Sorda, entre otros. Podéis descargar la ficha de la ruta, elaborada por la página oficial de Turismo de Andorra

 

Camino de Agols

El segundo recorrido también es de dificultad media y transcurre entre Las Pardines y el refugio de la isla. Se parte desde el aparcamiento de Las Pardines desde donde se comienza con una subida. Sortearéis el arroyo de Montuell hasta llegar al refugio de Agols. Podéis terminar allí la ruta, ya que habréis andado aproximadamente dos horas y media. Si aún tenéis ganas de seguir caminando podéis seguir la excursión hasta el refugio de la Isla. Si elegís continuar disfrutaréis de una bella panorámica desde el collado de Agols del valle del Madriu y de los lagos Blau y Forcats. Al igual que la anterior, descargad aquí la info de la ruta de la página oficial de Turismo de Andorra.

 

El Camí del Coll de les Cases 

Esta ruta es cien por cien estival. El Camí del Coll de les Cases se encuentra en La Massana y es un lugar de paso entre los valles de Ordino y Arinsal. Disfrutaréis de una buena vista de la cara norte del pico Casamanya. El camino se inicia cerca de Arinsal, en un desvío hacia Mas de la Ribafeta. Coged el GR 11 hasta que veáis un cartel que indica el comienzo del Camí de les Cases. Seguiréis el canal para después pasar por la umbría del Mas. Al final del trayecto, después de haber atravesado una zona de bosque, os espera a casi 2.000 metros el Coll de les Cases, con las vistas de Ordino y Arinsal. Podréis volver por el mismo lugar o cogiendo el GR 11 que os conducirá a Arans. Podéis bajaros el track de la pista, elaborado por la web de Turismo de La Massana. 

 

Descárgate aquí la ruta

 

DIFFERENT TRAVEL S.L.

Ainsa (Huesca - España)

CAA 113 - 1998 / 2015

Tel: 902-495-496

Internacional: 0034 974-500-239

Fax: 974-500-058